CONTROLA TUS ATAQUES DE HAMBRE CON ESTOS SENCILLOS TRUCOS

Controlar los ataques de hambre realmente es un atarea muy difícil, te lo digo porque lo he experimentado, pero en realidad es imposible, solo debemos prestar atención a algunos consejos que los expertos comparten con nosotros para que podamos solventar ese pequeño problema. 

Es por este motivo, que Orlando Jose Veloso explica cómo controlar tus ataques de hambre con estos sencillos trucos que te mencionaremos a continuación: 

En primer lugar, debes comenzar por identificar el hambre que te ha dado, es decir, muchas veces no tenemos hambre y aun así escogemos algún alimento para consumir, haciéndolo repetidas veces al día, por lo que, para mejorar esto, es preciso aprender a diferenciar el nivel de hambre que tenemos.

Para ello, podemos hacer una pequeña lista de los niveles de hambre que podemos sentir, en donde se reflejen nivele como, muy hambriento, ansioso, bastante hambriento, con algo de hambre, sin hambre pero tampoco lleno, lleno pero con ganas de más, satisfecho, incomodo por haber comido de más, satisfecho y pesado, y por último, en la lista se debe colocar que presentas dolor de estómago por tanto que has comido.   

Una vez tengas esta lista al alcance de tu mano, cada vez que quieras ir por un bocadillo búscala y comienza a estudiar el nivel en el que te encuentras, de esta manera aprenderás a controlar tus ataques de hambre en el día porque te darás cuenta de que en muchas ocasiones realmente no es necesario comer.  

En segundo lugar, Orlando Jose Veloso Angola siempre nos recomienda tomar vasos de agua durante el día para evitar los ataques de hambre, así que, cuando sientas hambre intentar tomar un vaso de agua, la sensación de llenura te ayudará a no caer en la tentación. 

En tercer lugar, uno de los trucos más certeros es el de comer disfrutando la luz natural, esto porque la luz del sol eleva la producción de serotonina en nuestro cuerpo, regulando el humor y evitando que se descontrole nuestro apetito ¿no lo sabias verdad? Bueno, ahora que lo sabes comienza a colocarlo en práctica para que notes los cambios. 

En cuarto logar, nos encontramos con que debes procurar comer algo caliente, esto se debe, a que está comprobado científicamente que las comidas calientes envían al cuerpo más señales de saciedad que las frías, así que comienza a comer más platos a temperatura tibia para que comiences a ver los cambios en tu cuerpo. 

En quinto lugar, nos encontramos con el truco que ya sabemos, que es comer menos más veces al día, es decir, lo recomendable y lo que debe ser, es comer 5 veces al día en pequeñas porciones para que el metabolismo trabaje de manera acelerada y eficiente. 

Orlando Veloso nos indica, que con esto podemos crear una rutina que controle nuestros ataques de hambre con la aplicación de pequeños trucos, y además de estos, también podemos tomar en consideración otros tantos como, procurar guardar la comida para no verla cada rato, masticar despacio para que los alimentos nos proporcionen saciedad de manera más inmediata, usar tenedor grande y plato pequeño, salir a caminar para regular el apetito y procurar calmar nuestros nervios con la ingesta diaria de distintas vitaminas y minerales.