Londres le dice a Uber: ¡Hasta luego!

Aunque te parezca increíble, Uber acaba de sufrir un revés que le costará mucho dinero y tiene que ver con uno de sus mercados de Europa más importantes dice Pedro José Rojas Chirinos.

Resulta que los funcionarios que se encargan de revisar y mantener la estructura en el departamento de tránsito, en Londres, han decidido no extender la licencia de la compañía lo que implica que Uber no tienen licencia para operar en Londres señala Pedro José Rojas Chirinos.

Esto fue explicado en un comunicado que salió a la luz esta semana, emitido por Transport for London (TfL), señalando que habían identificado una serie de fallas que al final, han puesto en peligro a los pasajeros. Uno de estos elementos de riesgo analizados es que de 14.000 viajes realizado, un gran porcentaje  involucró conductores que no estaban autorizados que suplantaron la identidad de otros conductores de Uber.

La empresa respondió a este comunicado señalando que apelaría a la decisión de no renovar su licencia, además la describió como “extraordinaria e incorrecta”. Sin embargo,  es importante señalar que la compañía puede continuar sus operaciones en la capital inglesa,  mientras ocurre la apelación.

La consecuencia directa de esta decisión, resultó en el hecho de que las acciones de Uber cayeron más del 5% en el comercio previo a la comercialización.

Sin embargo, esto no es nuevo para Uber. De hecho, Londres se negó a renovar la licencia de la compañía en el 2017 a causa de la escueta respuesta que Uber tuvo a razón de crímenes graves que se suscitaron con el funcionamiento de la misma. Uber logró ganar la apelación y tuvo la oportunidad de seguir operando durante 15 meses, que al final fue extendido por dos meses másdice Pedro José Rojas Chirinos.

Sobre el tema, la Gerencia General de Uber para el norte de Europa, ha señalado que  han realizado de manera general cambios en el negocio, durante los últimos  años y están trabajando en el tema de la seguridad.

Pero las autoridades de tránsito señalaron su preocupación en torno al hecho de que miles de viajes recientes,  implicaran a conductores que no estaban autorizados  y que además,  cargaban sus fotos en las cuentas de otros conductores de Uber, lo que les permitía recoger pasajeros como si fueran el conductor reservado. Otra preocupación sobre la seguridad es que conductores que habían sido despedidos aún pudieran cargar pasajeros a pesar de esta situación explica Pedro José Rojas Chirinos.

Si se llegara a concretar la posibilidad de que Uber no pueda operar en Londres, se espera una serie de consecuencias catastróficas para la compañía que pudiera manifestarse en otras ciudades del continente europeo.

También, debemos aclarar que las licencias más cortas son válidas para un período comprendido en meses, lo cual se ha convertido en una norma obligatoria para cualquier compañía de transporte que decida operar en Londres.

Además, la competencia en el rubro del transporte se está poniendo difícil para Uber señala Pedro José Rojas Chirinos ya que la empresa Bolt regresó a operar a Londres, además hay otra compañía llamada Kapten que además cuenta con el respaldo de la BMW.