Obispos respaldan trabajo JCE y piden madurez política


La Conferencia del Episcopado Dominicano (CED) afirmó este jueves creer en la honorabilidad, honradez, seriedad e imparcialidad de los miembros de la Junta Central Electoral (JCE), al tiempo de felicitar a ese organismo por su desempeño y dedicación en la organización de las primarias.

La CED hizo el llamado ante los incidentes que se viven en la país, cuatro días después de la celebración de las primarias simultáneas de los partidos de la Liberación Dominicana (PLD) y Revolucionario Moderno (PRM).

A través de un comunicado, la Conferencia del Episcopado Dominicano felicitó a la sociedad dominicana por su muestra de civismo y a la Junta Central Electoral (JCE) por su desempeño y dedicación en la organización de las primarias abiertas.

“A la vez que le invitamos, como ya lo hicimos el pasado día tres del mes en curso, a continuar dando muestra de credibilidad para fortalecer la confianza que el pueblo dominicano ha depositado en sus miembros”, añadió.

Indicó que es importante disipar cualquier duda, “dando como hasta ahora lo ha hecho, garantías legítimas del desempeño justo e imparcial de la mediación que nuestro sistema democrático les ha delegado”.

La Conferencia del Episcopado reiteró que el respeto a la institucionalidad, que tanto le ha costado a la nación, es fundamental para el desarrollo de un clima democrático en que la ciudadanía espera sosiego. “Es el momento de acompañar a la JCE para que pueda seguir realizando su trabajo”, destacó

El documento

Pasada la celebración de las Primarias Simultáneas el pasado domingo seis de octubre, la Conferencia del Episcopado Dominicano (CED) felicita a la sociedad dominicana por su muestra de civismo.

Felicitamos también a la Junta Central Electoral (JCE) por su desempeño y dedicación en la organización de este proceso, a la vez que le invitamos, como ya lo hicimos el pasado día tres del mes en curso, a continuar dando muestra de credibilidad para fortalecer la confianza que el pueblo dominicano ha depositado en sus miembros.

Es importante disipar cualquier duda, dando como hasta ahora lo ha hecho, garantías legítimas del desempeño justo e imparcial de la mediación que nuestro sistema democrático les ha delegado.

Creamos en la honorabilidad, honradez, seriedad e imparcialidad de los miembros de la JCE, que son los responsables de llevar a término el proceso que concluirá con las elecciones presidenciales en mayo 2020.

El respeto a la institucionalidad, que tanto ha costado a la nación, es fundamental para el  desarrollo de un clima democrático en que nuestra ciudadanía espera sosiego. Es el momento de acompañar a la JCE para que pueda seguir realizando su trabajo.

Exhortamos a las organizaciones políticas, movimientos cívicos, a las instituciones privadas, y a todos los hombres y mujeres de buena voluntad, a colaborar para que el clima de paz, respeto, y concordia prime en nuestro país.

Es el momento en el que nuestros líderes deben demostrar sabiduría y madurez política.  Que por amor a la Patria sean capaces de deponer sus intereses personales y grupales en procura del bien común.

Reiteramos nuestro llamado a la oración por el país y a trabajar por la estabilidad de la nación.

Consejo Permanente de la

Conferencia del Episcopado Dominicano»