Instituto Duartiano destaca Guerra Restauradora


El presidente del Instituto Duartiano, doctor Wilson Gómez, indicó que desde el nacimiento de la Patria había grupos de poder fraguando anexiones y traiciones en  contra de la Independencia Nacional, porque nunca tuvieron fe en el dominicano, y  esa fue la gran diferencia entre esos recalcitrantes conservadores o anexionistas y el Padre de la Patria, Juan Pablo Duarte y Díez y sus compañeros trinitarios.

El Instituto Duartiano lamenta profundamente que aún no se ha destacado un cenotafio para acoger en el Panteón de la Patria a la familia procera por excelencia de la Nación dominicana, la familia Duarte-Díez, la cual consagró toda su existencia a la noble y digna causa patriótica. Gómez Ramírez se expresó con motivo del acto de depósito de una ofrenda floral en el Panteón de la Patria, en ocasión del 156° aniversario del inicio de la guerra restauradora de la Independencia Nacional, la cual contó con la asistencia de directivos y miembros del Instituto Duartiano.

El doctor Gómez, indicó que los acontecimientos del 16 de agosto de 1863 y la del 27 de febrero de 1844, deben siempre estar íntimamente vinculados en la memoria de los dominicanos, en razón de que los patriotas encabezados por Santiago Rodríguez enarbolaron la Bandera Nacional en el Cerro de Capotillo procurando restauración de la independencia.

Añadió que a partir del “Grito de Capotillo”, la lucha de los dominicanos se extendió por todo el territorio, hasta culminar con la victoria de estas valientes tropas en 1865, fecha en la cual el poderoso ejército español, después de largas y cruentas luchas, resultó derrotado y abandonó el país.