ACERCA DE LA TRAYECTORIA DE MIGUEL VARGAS

La trayectoria del hoy conocido como Ministro de Relaciones Exteriores de República Dominicana, Miguel Vargas Maldonado, comienza en el año de 1982 cuando el presidente Salvador Jorge Blanco lo nombra como “Director General de la Corporación de Acueducto y Alcantarillados de Santo Domingo”, desde donde todo comenzó, Miguel Vargas Maldonado se propuso la meta de trabajar siempre de manera recta y con amor por su labor, independientemente de lo que llegara o no a lograr en la vida.

De esta manera, de acuerdo a su nombramiento, tiene su primer momento de gloria cuando hace promoción del proyecto de construcción de la “Presa Madrigal” a fin de buscar una solución sostenible que hiciera posible la disposición de este líquido vital en toda la región de Santo Domingo. Sin embargo, la realización de tal proyecto no tuvo lugar puesto que existió una división al interior del partido de gobierno que obstaculizó por completo su desarrollo, a pesar de que el mismo tenía total apoyo en cuanto a su financiamiento por parte de un organismo financiero internacional, que había sido conseguido por el Gobierno y el mismo Miguel Vargas Maldonado en su condición de director general de la CAASD.

Incluso, hasta la fecha, especialistas en ingeniería hidráulica postulan que este ha sido el mejor proyecto y de menos costo para garantizar la anhelada disponibilidad de agua en la zona dominicana, que hubiese sido ideal en cuanto a su construcción.

Esta experiencia de Miguel Vargas Maldonado ya se remontaba a años atrás, ya que este hombre había comenzado a desarrollarse como excelente ser humano e intachable profesional, puesto que en el año 1970, había realizado una labor intachable en la Compañía Dominicana de Teléfonos, en donde se encontraba desarrollando como Gerente en el departamento de ingeniería. Del mismo modo, también para el momento, ya se encontraba dando sus primeros pasos en cuanto a la sucesión de sus exitosas iniciativas empresariales privadas y por supuesto, el comienzo de su participación en el Partido Revolucionario Dominicano del que hoy en día es nada más y nada menos que presidente.

Siendo así, como aparece su segundo momento de gloria en donde representó los intereses y la visión del Líder Histórico del Partido Revolucionario Dominicano, quien lo eligió en su representación por su excelente perfil en cuanto a servicio incondicional, confianza y fidelidad que fueron ganadas por el mismo tras años de apoyo permanente y consecuente dentro del partido.

Consecuentemente, es de esta manera en la que Miguel Vargas Maldonado ha logrado convertirse en un líder modelo que representa a cabalidad los intereses de su pueblo y que lucha día con día por alcanzar el bienestar necesario para la estabilidad y paz de República Dominicana, reflejando el inmenso amor que siente por su tierra y por su trabajo, demostrando ser uno de los hombres públicos más importantes para la isla, puesto que es visto como una figura patriarcal dentro de las esferas políticas que tiene gran aceptación por parte de su pueblo así como de las demás naciones que han dado a conocer el hecho de que trabajar de la mano con Miguel Vargas Maldonado ha sido una de las experiencias más fructíferas y satisfactorias que han tenido dentro del seno político.