Dauhajre admite recibió pagos de Odebrecht por servicios profesionales


El economista Andrés Dauhajre Hijo admitió que una empresa de su propiedad denominada Baker Street Financial recibió pagos de la constructora brasileña Odebrecht, pero aclaró fueron por “servicios profesionales prestados”.

Dauhajre, quien ha fungido también como consultor de la Corporación Dominicana de Empresas Eléctricas Estatales,  emite estos criterios en un comunicado en el que explica su participación en el proceso de licitación de la Central Termoeléctrica Punta Catalina

Alegó que en el momento en que los prestó él no era funcionario público. “Por tanto, no tenía impedimento alguno para proveer un servicio de consultoría privada a una empresa privada que mantenía relaciones comerciales y contractuales con muchas empresas y proveedores de servicios en todo el mundo”, señaló.

Explicó que en enero de 2014, dos meses después de haber concluido la licitación para adjudicar la construcción de la planta Punta Catalina, ejecutivos de Odebrecht le solicitaron que les ofreciera servicios de consultoría financiera.

Dijo que el objetivo de ellos era que le presentaran opciones y alternativas que permitiesen reestructurar la propuesta original de financiamiento que el Consorcio OTE (Odebrecht-Tecnimont- Estrella) había presentado durante la licitación.

Firmaron contratos de servicios

Agregó que a final de enero del 2014, Baker Street Financial Inc., sociedad incorporada en febrero de 2003, y en la que él (Dauhajre) es su beneficiario único, y Fincastle Enterprises Ltd., filial de Odebrecht, firmaron un  contrato de servicios de consultoría financiera.

Dijo que estos servicios fueron prestados “con eficiencia” durante 2014 y 2015 y que una buena parte de las opciones elaboradas fueron presentadas por la empresa líder del Consorcio al Gobierno, que acogió favorablemente aquellas que entendían convenientes.

“Para quien suscribe fue un honor y un privilegio prestar servicios de consultoría a Odebrecht, en aquel momento, la empresa global de ingeniería y construcción más grande y prestigiosa de Latinoamérica, con una nómina global de 168,000 empleados”, dijo.

Añadió que “en base a mi experiencia de trabajo con expertos de organismos internacionales como el Banco Mundial, BID, FMI, PNUD, USAID y con bancos globales de inversión como JP Morgan, Morgan Stanley y Goldman Sachs, entre otros, puedo asegurar que el personal técnico de Odebrecht con el cual interactué durante el tiempo que presté los servicios de consultoría era de clase mundial”.