Grupo del nieto de Trujillo tilda de agresión pintaran su local en Salcedo


El grupo político de Ramfis Domínguez Trujillo, nieto del fenecido dictador Rafael Leónidas Trujillo definió como una “agresión” que en su local de Salcedo el miembro del Comité Político del PLD, Bautista Rojas Gómez, y la alcaldesa de esta localidad María Mercedes Ortíz hayan pintado letreros con spray negro.“En Salcedo no”, “Fuera”, “Respeto a las Mirabal”,  escribieron en la pared frontal del local ubicado en la calle Francisca R. Mollins esquina Gastón Fernández Deligne.

Mientras realizaban esta laborar un grupo de personas gritaba: “(¡ abajo el trujillismo, que viva la libertad!”.  La acción fue realizada como repudio a la visita que recientemente hizo el candidato Domínguez Trujillo a esta provincia que tiene el nombre de Hermanas Mirabal, porque en una comunidad rural de aquí nacieron Patria, Minerva y María Teresa Mirabal, tres hermanas dominicanas que se opusieron fervientemente a la dictadura de Rafael Leónidas Trujillo y fueron asesinadas el 25 de noviembre de 1960).

“Hay que respetar la memoria de este pueblo y la memoria de este pueblo, Que vaya a donde él quiera, pero a Salcedo noo (…) Nada que tenga el nombre de la Mirabal puede pisarlo Trujillo), dijo Bautista Rojas Gómez.

Repudian acción

La acción contra el local político fue rechazada de inmediato por seguidores de Domínguez Trujillo, quien es hijo de Angelita Trujillo, una hija del Dictador que reside en Miami, Estados Unidos, y aspira a la presidencia de la Republica encabezando un movimiento político independiente.

Elsa Camacho, quien es dirigente del Proyecto Presidencial de Ramfis Domínguez Trujillo, calificó como “atropello y acto de vandalismo”  la referida acción.

“Esto es un claro acto de vandalismo que evidencia una vez la dictadura en la que estamos. Aunque ellos dicen que no es un asunto político, ciertamente lo es porque si se observa, los únicos que estaban allí eran ellos dos y miembros de su seguridad personal. Es decir, no es el resultado de la voluntad del pueblo salcedense, quien dio su apoyo masivo a Ramfis cuando visitó la provincia”, expresó.

Dijo que “tanto la alcaldesa como Bauta representan los intereses tiránicos del PLD, que pretende perpetuarse en el poder a cómo de lugar”.

Alegó que lo sucedido no es un acto propio de las democracias sino de las dictaduras. “Ellos dicen que no quieren el trujillismo, sin embargo, incurren en actos de represión, de abuso de poder, extralimitación de funciones, que no es característico de las democracias sino de los regímenes dictatoriales”, sostuvo.